¿Por qué salen cucarachas después de fumigar?

Si has llegado hasta aquí, probablemente sea porque estás buscando las razones por las que salen cucarachas después de fumigar. En este artículo de Denfor, resolvemos tus dudas sobre cómo funciona el proceso de desinsectación de cucarachas y la eficacia de una fumigación.

¿Qué pasa después de fumigar?

Se suele pensar que el fumigador acaba con las plagas para siempre. Sin embargo, por lo general esto no es así, ya que el control de plagas es un proceso enfocado en romper el ciclo reproductivo de las plagas.

Después de una fumigación mediante aspersión es lógico que sigan viéndose las plagas durante algunas semanas. Pero esto no significa que hayan salido nuevas cucarachas, sino que las que ya había no han entrado en contacto con el producto. La fumigación acaba con las plagas al contacto, de manera que todo lo que está en el exterior cae rápido. Sin embargo, cuando la cucaracha no ha entrado en contacto con el producto este no hace efecto y no será hasta que el insecto salga a alimentarse cuando lo haga.

Así que no te asustes si ves cucarachas días después de fumigar, incluso si encuentras cucarachas bebé. Esto puede ser debido al hecho de que en el momento de la fumigación todavía estaban en el huevo. Pero esto no tiene por qué ser motivo de preocupación, ya que las cucarachas bebé tendrán hambre y terminarán comiendo los cebos e incluso a las cucarachas adultas ya envenenadas. De esta forma, se ahuyentarán también.

Por lo general, el efecto residual de los insecticidas es del 100% durante los primeros días. Tras ello, empieza a disminuir la eficacia, de manera que conforme vaya pasando el tiempo el efecto de este desaparecerá. Así, durante las primeras semanas las plagas que están ocultas sentirán el efecto del producto y se ahuyentarán.

Una vez que ha pasado el efecto del insecticida, se emplean cebos en gel con gran efecto durante los primeros 30 días. Las plagas que van saliendo o nacen se alimentan del producto y se acaba con ellas en poco tiempo, rompiendo así el ciclo de reproducción.

¿Por qué siguen saliendo plagas?

Si tras llevar a cabo una correcta metodología de control y unos cuidados posteriores a la fumigación se siguen viendo plagas, esto puede ser debido a diferentes factores.

Las cucarachas están ocultas en rincones

Es necesario revisar rincones detrás de muebles para determinar un posible punto de fuga antes de fumigar. Para ello, siempre deberás indicar al fumigador el lugar donde se encuentran más plagas, cada cuánto tiempo, etc. Cuando más se conozca el caso, más efectiva será la fumigación.

Existen otras fuentes de alimento

En determinados casos se encuentran plagas ocultas que se alimentan de una fuente que las mantiene ocultas y reproduciéndose. Es por ello, que siempre será necesario revisar las zonas donde se encuentra la basura o remesas en el local o piso.

Las cucarachas son resistentes a los insecticidas

Existen grupos de cucarachas que están desarrollando resistencia a los insecticidas. Un ejemplo de estas cucarachas con células resistentes al insecticida es la cucaracha alemana Blattella germanica L., que es una de las plagas más extendidas en todo el mundo. Las crías que engendran también tienen esta resistencia.

Para evitar este problema, se debe llevar un mayor tiempo de control. Tras usar un agente químico con el que combatir una plaga y no obtener resultados, se deberá probar con otro o ir combinando varios productos hasta acabar con la plaga.

Falta un control del ciclo reproductivo de las plagas

Tras aplicar el insecticida adecuado se puede ahuyentar un porcentaje de plagas considerable, pero si no se controla la población naciente de cucarachas, la aplicación del producto químico será ineficiente.

Factores de humedad y otros aspectos

Con el calor y la humedad se multiplican las cucarachas, especialmente en cocinas y patios, mientras que en invierno se reducen. No obstante, es necesario llevar a cabo un análisis específico en cada caso.

Control de la reproducción de plagas

Antes de proceder a fumigar es muy importante analizar cada caso concreto, pues según sea la presencia de plagas, el seguimiento será distinto.

Así, si la presencia de plagas es baja y las cucarachas se encuentran de forma ocasional la encender, por ejemplo, la luz de la cocina lo más probable es que desde la primera aplicación se acabe con la plaga y no se necesite nada más. En ese caso, los productos combatirán las plagas que pueden venir del exterior o acabar con las nuevas cucarachas que acaban de nacer.

Cuando la presencia de cucarachas es media, y podamos encontrar cucarachas de día y de noche en distintas partes de la casa, habrá un ciclo de reproducción, de manera que el tiempo de control será más prolongado.

De igual forma, cuando nos encontremos ante una alta aparición de cucarachas, y la plaga esté por toda la casa, habrá un enorme ciclo de reproducción y, por tanto, el tiempo de control será extenso.

Y esto es todo. Desde Denfor, esperamos haber ayudado a resolver tus dudas sobre la fumigación de cucarachas para que puedas evitarlas en tu casa.