Pulgas

 

 
1. Contacto

Será atendido de forma personalizada para resolver el problema con la mayor brevedad.

  • Llámenos, estamos muy cerca.
  • Atención cualificada y personalizada.
2. Análisis

Toma de datos para elaborar el proyecto que resuelva su problema y presupuesto valorado.

  • Visita para toma de datos, “in situ”.
  • Diagnóstico para proponer soluciones a medida.
3. Tratamiento

Aceptado el presupuesto nuestros técnicos cualificados aplicarán el tratamiento indicado.

  • Tratamientos responsables con el medio ambiente.
  • Tratamientos aptos para mascotas y sin riesgo para niños.
4. Informe

Evaluación del nivel de consecución del objetivo marcado y entrega del informe final.

  • Seguimiento técnico de la evolución del tratamiento.
  • Certificación de fin de tratamientos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para un control de plagas de pulgas son los tipos y diferencias que hay:

TIPOS DE PULGAS

Todas las especies a las que haremos referencia a continuación tienen una característica importante común, su ciclo de vida.

Pasan por 4 fases a lo largo del ciclo: huevo, larva, pupa y adulto.

Las hembras depositan sus huevos sobre el huésped, una vez que se han secado muchas de ellas irán cayendo y expandiéndose por las zonas en las que se mueva el animal en cuestión. A partir de ahí pasarán a la fase larvaria, en esta fase se alimentan de gran variedad de material orgánico, pero sobre todo de sangre seca del hospedador que habitan y de los excrementos que sueltan las pulgas adultas. Posteriormente sufren una metamorfosis que les acabará llevando a tejer el capullo y entrar en estado de pupa. La duración del estado de pupa puede variar, además aquí encontramos una característica que hace a las pulgas especialmente duraderas, tienen la capacidad para esperar a que se den las condiciones idóneas y convertirse en adulto joven. En el momento que detectan la presencia de algún huésped cerca y además se dan las condiciones de temperatura y humedad ideales proceden a saltar sobre su nueva víctima.

Pulga del gato Ctenocephalides felis

Hablamos de una de las especies más comunes y que más se ha desarrollado.

Este tipo de pulga lo podemos encontrar principalmente en el gato doméstico, en menos medida puede darse en perros, conejos o roedores y rara vez en humanos. Se alimentan de la sangre del animal en que se encuentren.

De color oscuro casi negro sus dimensiones suelen oscilar entre 2 y 3 mm.

Estas pulgas pueden transmitir ciertas enfermedades como la bacteria Bartonella, el gusano intestinal o el tifus.

Pulga de perro Ctenocephalis canis

Haciendo referencia a su nombre generalmente ataca a los perros alimentándose de su sangre. También podemos encontrarlas en gatos incluso en humanos pero más esporádicamente.

Las hembras suelen ser mayores que los machos, llegando a alcanzar los 4mm y 3 mm de longitud respectivamente.

Son de color negro, aunque después de alimentarse toman un aspecto rojizo.

Pulga de las aves Ceratophyllus gallinae

Es un parásito que ataca a pájaros y aves domésticas, especialmente a gallinas.

Tiene ejemplares que alcanzan los 8 mm de longitud y son de color marrón.

Suelen habitar en los nidos mientras están ocupados, cuando se quedan vacíos buscan otro nuevo hogar. En caso de que el nido vuelva a utilizarse, las crisálidas se desarrollarán a adultos, se aparearán y continuarán el ciclo.

Suelen aparecer en explotaciones avícolas o en corrales de una manera abrumadora.

Pulga del hombre Pulex irritans

A pesar de su nombre no quiere decir que ataquen principalmente al hombre, como el resto de especies se centra en animales y más concretamente en cánidos, roedores, gatos y aves de corral.

Es de color oscuro, pasando de rojizo a negruzco. Mide entre 2 mm y 3 mm.

Es el vector habitual de la peste bubónica, causando varias pandemias en siglos pasados. Para ellos debe parasitar a una rata u otro animal portador de la bacteria yersina pestis, y posteriormente a una persona.

¿Dónde se alojan las pulgas en la casa?

Si quieres saber si tienes una plaga de pulgas en casa te recomendamos revisar alfombras, los rincones de los muebles de madera, los sofás o las rendijas entre las tarimas de madera del suelo. Además, ten en cuenta que las pulgas se alimentan de excrementos de otros insectos, de polvo y del pelo y la piel descamada de las mascotas, por lo que también pueden estar situadas en estas zonas.

¿Cómo saber si es una picadura de pulga?

Para saber si estás sufriendo o no una plaga de pulgas, puedes fijarte en el tipo de picaduras que hayan aparecido en tu cuerpo.

Las pulgas son de pequeño tamaño, por lo que las picaduras normalmente aparecen como pequeñas manchas rojas en la piel y un punto negro en el centro. Además, producen un bulto menor si se compara con la picadura de otros insectos.

  • Las zonas donde normalmente pican son los pies o la parte baja de las piernas.
  • Una picadura de pulga se siente al momento, aunque la misma pulga suele picar dos o tres veces en la misma zona.
  • El picor puede ser doloroso.
Diferencia entre picadura de pulga y de mosquito

Las picaduras de pulga se agrupan en 3 normalmente (pican en la misma zona varias veces) y aparecen en línea o forma de zig zag. Poseen un punto rojo en el centro con un halo alrededor. Los mosquitos, por su parte, dejan picaduras rojas, de mayor tamaño que las anteriores y no suelen picar en la misma zona varias veces.

¿Cómo acabar con una plaga de pulgas?

Hay varias cosas que puedes hacer para acabar con una plaga de pulgas en casa o negocio. Aquí te mostramos un listado:

  • Contactar con profesionales como nosotros para erradicar el problema de raíz. Pondremos solución para acabar con la plaga de pulgas en su hogar.
  • Aspirar alfombras y limpiar los muebles en los que duermen las mascotas para eliminar las pulgas y/o posibles huevos.
  • Vaciar el aspirador con cuidado fuera de la casa porque las pulgas aún estarán vivas.
  • Lavar las mantas de las mascotas todas las semanas, idealmente a más de 50ºC para matar las pulgas.
  • Revisar el pelaje de su mascota, cerciorarse de si se rasca o se muerde la piel para dar con el tratamiento adecuado y acabar con ellas.
¿Cómo prevenir una plaga de pulgas?

Es importante que después de un tratamiento realizado por profesionales se lleven a cabo una serie de medidas para evitar plagas de pulgas:

  • Algo tan sencillo como limpiar suelos y superficies o pasar la aspiradora puede resultar imprescindible para la lucha anti pulgas. Son necesarias unas condiciones de higiene óptimas.
  • Hoy en día nuestras mascotas cuentan cada vez más con mantas, juguetes, abrigos y utensilios o ropas exclusivos para ellos. Debemos cuidar el estado de dichos objetos, es necesario limpiarlos con agua a más de 50º para su correcta desinfección.
  • Revisiones diarias de mascotas cada vez que vienen de sus paseos, como se suele decir: “quién algo quiere, algo le cuesta”. Puede resultar pesado hacerlo pero es necesario. Además es importante usar peines anti pulgas.
  • Cualquier tipo de materia orgánica atraerá a las larvas por ello es necesario limpiar bien alfombras, sábanas, mantas, sofás etc.
  • Si cambiamos de domicilio ya sea de forma definitiva o temporal se recomienda realizar una limpieza completa en el momento de entrar a vivir puesto que no sabemos lo que nos podemos encontrar.

DENFOR ® lleva más de 25 años en el negocio de Control de Plagas de pulgas. Nuestra experiencia acumulada y protocolos actualizados en cuanto a técnicas, biocidas y sistemas nos permiten garantizar un Servicio Integral para el control satisfactorio de pulgas. Si este es tu problema, podemos enviarte un presupuesto inicial sin compromiso. Gracias por tu consulta.