Empresa de control de Plagas en Fuente el Saz de Jarama – Denfor®

Denfor es una de las mejores empresas de control de plagas en Fuente el Saz de Jarama, pero, ¿cuál es nuestra historia? ¿cuáles son nuestros valores?. Sigue leyendo que te lo contamos.
Cuando en el mes de Marzo de 1991 se constituyó la empresa DENFOR-e.p.c., en lo sucesivo DENFOR® (como marca comercial registrada) se ponía en el mercado de Control de Plagas una inusual opción, para aquellas fechas, que apostaba por priorizar el uso de criterios correctores no necesariamente químicos en una actividad definida desde la Administración Pública como “aplicador de plaguicidas en Fuente el Saz de Jarama”.
Han pasado casi tres décadas desde aquel acto fundacional y muchos procesos han ido evolucionando en el devenir diario de DENFOR®, como también ha evolucionado el planteamiento del sector de Control de Plagas. Hoy en día es inexcusable lo que por aquellos años era una práctica utópica; la elaboración de un Diagnóstico de Situación previo a cualquier actuación de control. Tanto se trate de desinfección, como de desinsectación o desratización en Fuente el Saz de Jarama. Lo que se ha dado en llamar durantes años y años las “tres des”.
Lo que nació siendo una ventaja competitiva ha derivado, afortunadamente, en un requisito legalmente indispensable y previo a cualquier actuación con biocidas. Ha subido significativamente la Calidad en los planteamientos de Control de Plagas en Fuente el Saz de Jarama y ello ha servido de acicate a DENFOR® para buscar una evolución en la mejora continua de la Calidad de sus servicios y, obviamente y como parte de ellos, el estudio previo de las necesidades que permita, desde el rigor que aportan los modelos científicamente razonados y contrastables, elaborar Planes de control con la máxima calidad y ajustados a situaciones reales. Ello permite asegurar protocolos respetuosos con el medio ambiente sin merma de la eficacia frente a los vectores diana y, lo que también tiene su importancia, la optimización de recursos económicos.
Como en todo proceso, la priorización de criterios acaba determinando la calidad final del mismo. En DENFOR® es innegociablemente prioritario el rigor en los procesos de análisis, teniendo predefinidos protocolos de contraste de los distintos procesos analíticos que permitan identificar cualquier deriva. Si no se aplica el más exigente rigor en los procesos de análisis previos difícilmente se podrá elaborar un Plan de Actuación riguroso y de Calidad. Dicho en tono coloquial, si la analítica previa no es la adecuada, la prescripción del tratamiento probablemente tampoco lo sea. Si se escatima en la base, el resultado acostumbra ser de baja calidad.
No procede olvidar que el Control de Plagas en Fuente el Saz de Jarama y la Lucha Antivectorial son eslabones imprescindibles en la cadena sanitaria y un paso esencial e ineludible dentro de la Higiene Preventiva. Somos bastante más que “aplicadores de plaguicidas”, pero hay que acreditarlo con hechos. Y resultados.
DENFOR® tiene permanentemente presente esta responsabilidad con la sociedad y considera la calidad como una condición irrenunciable, no como una herramienta comercial. Por ello, todos nuestros Proyectos van cubiertos con una garantía de eficacia. Escrita y detallada. 
Enfrentar un Plan de Lucha Antivectorial en Fuente el Saz de Jarama, sea de la naturaleza que sea, tiene para DENFOR® una serie de acciones comunes que son inexcusables. Es prioritario identificar con precisión la especie o especies a combatir, para lo cual entra dentro de lo muy probable acometer capturas previas que permitan identificar aquella (prácticamente inexcusable en planes de desinsectación), o bien poner en marcha protocolos de control de carga biológica que permitan, mediante técnicas de laboratorio de menor o mayor complejidad, determinar la naturaleza y densidad demográfica de microorganismos que puedan llegar a incidir en la salud humana. Estamos hablando de desinfección en sus múltiples variantes (desde Control de Instalaciones con Riesgo de diseminación de Legionella pneumophila hasta Desinfección Ambiental Integral para situaciones de alto riesgo sanitario).
Para el control de roedores (desratización), suele primar más la logística que la identificación al reducirse muy considerablemente el número de especies a combatir. 
En otras líneas de trabajo, como pueden ser las actuaciones de control para Plagas de Jardín o en la lucha contra Fitopatologías DENFOR® no abandona las directrices antedichas que, eso si, se amoldan a la circunstancias del problema planteado. Nada tiene que ver un Plan de Control de Procesionaria del pino, por citar una especie sobradamente conocida, con la rehabilitación de un edificio con estructura de madera afectado por termitas con un Plan cíclico de control de fitopatologías en un jardín residencial. Su único nexo común es el rigor en la toma de datos que permita elaborar un Plan de Acción de Calidad, la ejecución rigurosa del Plan prescrito, el sistema de control de eficacia que minimice derivas indeseadas y un plan transversal de control de impacto medioambiental que asegure un uso racional de los plaguicidas precisos.
DENFOR® entiende, y así lo ha hecho históricamente que el Control de Plagas es una actividad necesaria, pero contaminante. Este concepto lo tenemos claro. Como también tenemos claro que la Lucha Antivectorial engloba bastantes conceptos más que el Control de Plagas en Fuente el Saz de Jarama. Entre ellos, las actuaciones necesarias, respecto de vectores, para evitar que puedan llegar a constituirse en Plaga. Cosa muy distinta es que el rigor y la calidad prevalezcan siempre sobre parámetros más prosaicos. Tampoco el “cortoplacismo” es un concepto a orillar. Sus resultados es algo que no compete valorar a nuestra firma. Tampoco es necesario.
Mas allá de lo recogido y certificado en los distintos sellos de calidad que DENFOR® mantiene y actualiza con regularidad, está la autoexigencia que nos lleva a buscar eso que se ha dado en llamar la “excelencia” en el producto a través de un análisis autocrítico constante y de una insatisfacción permanente que nos mantiene en permanente evolución. No sólo desde el punto de vista técnico. DENFOR® es una empresa, con capital 100% español y que aspira a mantener, pese al crecimiento de 30 años de trabajo, un estilo de relación con el cliente personalizado y atento al detalle. En ocasiones se consigue, en otras menos, pero el objetivo es siempre el mismo; detrás de una razón social hay personas y con las personas debe haber un trato personal. Calidad y rigor también en las relaciones. Es nuestro objetivo.
Es de justicia señalar, por último, que el rigor, la calidad y la autoexigencia no tienen por qué ser “caras”. De hecho, una solución acertada nunca es cara. Una solución “aplazada” acostumbra serlo.