Eliminación de grillos en Moralzarzal 

La eliminación de los palomas en Moralzarzal es necesaria en cualquier socidad. La paloma más habitual en la Península Ibérica es la paloma común o doméstica. Puede llegar a pesar cerca de los 500 gramos cuando es adulta y su longitud puede llegar a 35 centímetros. Tienen varios colores característicos y habituales en su cuerpo, normalmente suelen ser blancas, grises o negras con la cabeza en tonos oscuros.

Si hablamos de su alimentación vamos a tener fácil acertar con sus gustos, prácticamente pueden comer cualquier cosa y no le hacen ascos ni a los desperdicios que dejan los humanos o restos de basura, también les gustan las frutas y las semillas. A la hora de alimentarse juega un papel muy importante el ventrículo o molleja que llevan unida al estómago puesto que les permite triturar alimentos, esto es así porque carecen de mandíbulas.

Es posible encontrarlas en grandes núcleos urbanos o en zonas más de campo, se adaptan con facilidad. En la ciudad siempre van a buscar lugares donde les resulte fácil alimentarse, parques, zonas verdes o sitios cercanos a contenedores y basuras; los nidos los construirán en edificios principalmente. Las que habitan en el campo están cerca de lugares con frutales o en establos, granjas de animales, molinos etc.

Son animales que solo tienen una pareja a lo largo de su vida, juntos forman sus nidos para posteriormente aparearse. Lo más común es que incuben 1 o 2 huevos, los cuales serán cuidados por los dos miembros de la pareja. Eclosionan una vez transcurridos 18-20 días, después de ahí a las cinco semanas los polluelos abandonan el nido. 

Las palomas no tienen un número exacto de veces en las que anidan al año, puede variar entre dos y cuatro veces.

Como dato añadimos que las palomas urbanas viven mucho menos que las que se encuentran en el campo; las primeras tienen problemas para llegar a los 5 años de vida, mientras que las silvestres pueden llegar a vivir 15 años.

 

PLAGAS DE PALOMAS EN Moralzarzal

Gracias a su inteligencia y a su capacidad para adaptarse al medio son capaces de introducirse en ambientes urbanos sin ningún tipo de problema. Una vez que consiguen hacerse su hueco es muy costoso poder sacarlas puesto que las aves se pueden ubicar en lugares de muy difícil acceso para las personas. Dentro de estos lugares destacamos los siguientes:

        Zonas altas de edificios, azoteas y otros lugares desapacibles existentes en los edificios.

        Los balcones son uno de sus lugares favoritos con todo lo que ello supone debido a la cercanía con las personas.

        Los canalones y cornisas que hay en las fachadas de los edificios son otro lugar muy habitual para encontrar sus nidos.

        Además de estos lugares, cualquier pequeño hueco donde se sientan cómodas les valdrá como recoveco para establecerse.

El tiempo es un elemento fundamental a la hora de poder controlar que se consoliden donde hayan anidado, se adaptan rápidamente y después es muy complicado eliminarlas.

Existen ciertos signos que nos pueden hacer pensar en una infestación por gaviotas u otras aves, cuanto antes podamos reconocerlo antes tomaremos medidas.

        El síntoma más evidente es ver gaviotas posadas en nuestro edificio o merodeando cerca de los balcones.

        Presencia de nidos.

        Ver restos de excrementos en las zonas donde viven, incluso en el suelo o vehículos próximos al edificio.

        Observar restos de plumas que van perdiendo. Estas plumas además pueden causar otro tipo de daños como atascar canalones o conductos.

En Denfor llevamos más de 25 años haciendo frente a la eliminación de palomas en Moralzarzal con excelentes resultados ya que siempre contamos con el mejor capital humano, formado y preparado para solventar los problemas de una manera eficaz y duradera en el tiempo.