Eliminación de jabalíes en Villarejo de Salvanés

La eliminación de jabalíes en Villarejo de Salvanés es un proceso largo y tedioso. Los jabalíes pertenecen al género Sus, de este género se conocen 10 especies, la mayoría de ellas se encuentran en Asia, pero la más abundante llamada Sus Acrofa o jabalí euroasiático está mucho más expandida, lo podemos encontrar en Europa y el norte de África. El hombre también se ha encargado de introducirlo en América y Oceanía. Este animal está incluido en la lista de las  100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Nos centramos en el jabalí euroasiático que es con el que tenemos que convivir en nuestro territorio. Estos ejemplares tienen dimensiones que varían mucho dependiendo de la zona en la que nos encontremos. En la Península Ibérica son más pequeños que en el norte de Europa donde son bastante más corpulentos. La longitud es bastante variable, se han llegado a ver ejemplares de hasta 160 centímetros. Los machos son bastante más pesados, están entre 70-90 kilos, mientras que las hembras varían desde los 40 hasta los 65 kilos.

Como en otras muchas especies de animales existe un marcado dimorfismo sexual, los machos son de mayor tamaño, más corpulentos y tienen los caninos mucho más desarrollados.

Desde que nacen pasan por distintas fases, van cambiando de pelo hasta que se encuentran desarrollados por completo. De 0 a 5 meses se les llama rayones y es cuando más fácil es eliminar los jabalíes en Villarejo de Salvanés ya que matando a la madre se mueren las crías. Su color durante este tiempo es pardo. Desde los 5 meses hasta que tienen un año cuentan con un pelaje de color pardo rojizo, aquí son denominados bermejos. A partir del año ya son considerados adultos, vuelven a cambiar de color a un pardo grisáceo, mientras que las patas y las orejas son prácticamente negras. Los adultos tienen un cuerpo grueso y redondeado, con mayor altura en los cuartos delanteros que en los traseros. Las patas son muy cortitas lo que hace más visible su corpulencia. Tienen una gran cabeza alargada donde incluye unas orejas en forma triangular, ojos muy pequeñitos y finaliza con un estrecho hocico.

Los pelos cubren todo su cuerpo, son largos y duros en tonos grisáceos y negros, en las extremidades siempre tienden a ser más oscuros. El cambio o muda del pelo tiene lugar en mayo o junio salvo en las hembras que tienen crías que lo llevan a cabo más tarde.

A pesar de su dimorfismo sexual no es fácil distinguir a un macho de una hembra salvo que vayan juntos, en ese caso se apreciará sobre todo la diferencia de tamaño. Existen dos rasgos que podrían ayudarnos para diferenciarlos, pero para ello deberíamos fijarnos detenidamente. El hocico de la jabalina es más alargado que el del jabalí, además el macho cuenta con unos colmillos que le crecen constantemente y le sobresalen de los labios, en la hembra se mantienen ocultos y no son visibles.

ALIMENTACIÓN DE LOS JABALÍES EN Villarejo de Salvanés

Los jabalíes se alimentan de todo tipo de sustancias orgánicas, ya sean de tipo animal o vegetal por lo que eliminar jabalíes es complicado ya que encuentran comida por todos lados. Comen hierbas, raíces, frutos, bellotas que encuentran por el suelo, trufas, setas, reptiles, aves o roedores. Depende de la época y la región su dieta variará. Utilizan en muchas ocasiones su alargado hocico para buscar alimento subterráneo.

  

HÁBITAT DE LOS JABALÍES EN Villarejo de Salvanés 

El jabalí necesita básicamente una cosa para asentarse en un lugar, que pueda disponer de agua de una forma relativamente fácil. A partir de aquí tienen gran facilidad para adaptarse prácticamente a cualquier terreno sobre todo porque al tener una dieta tan variada no suelen encontrar problemas para alimentarse. Se les puede ver merodeando por bosques repletos de vegetación, en grandes dehesas o en encinares. Recientemente están causando problemas incluso en periferias urbanas, llegando a incordiar y generar  incomodidad para los humanos. En la Península Ibérica las zonas que más ocupadas tienen son Extremadura y Andalucía.

REPRODUCCIÓN DE LOS JABALÍES EN Villarejo de Salvanés

Hablamos de una especie muy precoz, a partir del primer año o año y medio, las hembras se pueden quedar preñadas. La época de celo va desde septiembre hasta diciembre, en este periodo los machos buscan a las hembras de cualquier modo, pelean con el resto de machos para ser el encargado de llevar a cabo la reproducción. Una hembra puede estar en celo unos 20-25 días. El periodo de gestación es muy corto y solo dura cuatro meses, las crías empiezan a nacer a partir de enero y hasta abril. Una camada suele tener una media de 3-4 jabatos normalmente, sí que es cierto que dependiendo de la alimentación que la hembra haya llevado puede afectar al número de individuos que nazcan en el parto.