Garrapatas

 

1. Contacto

Será atendido de forma personalizada para resolver el problema con la mayor brevedad.

  • Llámenos, estamos muy cerca.
  • Atención cualificada y personalizada.

2. Análisis

Toma de datos para elaborar el proyecto que resuelva su problema y presupuesto valorado.

  • Visita para toma de datos, “in situ”.
  • Diagnóstico para proponer soluciones a medida.

3. Tratamiento

Aceptado el presupuesto nuestros técnicos cualificados aplicarán el tratamiento indicado.

  • Tratamientos responsables con el medio ambiente.
  • Tratamientos aptos para mascotas y sin riesgo para niños.

4. Informe

Evaluación del nivel de consecución del objetivo marcado y entrega del informe final.

  • Seguimiento técnico de la evolución del tratamiento.
  • Certificación de fin de tratamientos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para un control de plagas de garrapatas son los tipos y diferencias que hay:

Argas reflexus. Es conocida comúnmente como la garrapata de las palomas. Sus dimensiones van desde 3.5-6.5 mm las ninfas hasta un máximo de 7.5 mm en los machos adultos y 10 mm en las hembras. Tienen su principal actividad en palomares pero en ocasiones pueden atacar a otros animales. Son capaces de terminar con la vida de las aves debido a la debilitación que les causan. Son vectores de salmonella typhimurium, taxoplasmas y sobre todo de espiroquetas que afectan a las aves domésticas. Centran su actividad por la noche y se alimentan durante cortos periodos de tiempo.

Ixodes ricinus o garrapata común. Tiene la capacidad de perforar la piel de sus hospedadores gracias a sus piezas bucales, así consigue alimentarse de su sangre. Es una especie de no mu grandes dimensiones, las hembras adultas llegan a los 3-4 mm mientras que los machos alcanzan los 2.5 mm aproximadamente. Cierto es que si consiguen alimentarse durante un buen periodo de tiempo crecen exponencialmente. Son vectores de la fiebre bovina por garrapatas, de la encefalitis y de la enfermedad de Lyme.

Rhipacephalus sanguineus. Conocida como garrapata del perro, garrapata canina marrón o garrapata café del perro. Como su propio nombre indica ataca principalmente a los perros, pero también se le puede ver parasitando a otros animales domésticos incluso a personas humanas. Las hembras son más grandes que los machos, en estado adulto alcanzan los 3 mm sin alimentarse, pudiendo multiplicar sus dimensiones por 4 al poco tiempo de parasitar a un mamífero. Esta especie es sensible al frio por lo que la veremos aparecer con la llegada de las altas temperaturas. Es un vector de enfermedades en los perros, entre ellas destacamos dos: erliquiosis canina y babesiosis canina.

Rhipacephalus bursa o garrapata dura del ganado. Comienza su actividad a finales de la primavera, afecta principalmente al ganado y en especial al bovino. Transmite hemoparásitos del ganado como babesia, theilería y anaplasma, y es un vector de la fiebre hemorrágica de Crimea-congo y otros virus humanos. Es una especie que tiene un ciclo con dos hospedadores.

¿Cómo es una garrapata?

Los ixodoideoss son una superfamilia de ácaros, conocidos también como garrapatas. Se alimentan de sangre (parásitos hematófagos) y pueden causar numerosas enfermedades entre las que se encuentra el tifus y la enfermedad de Lyme.

Las garrapatas pueden ser bastante grandes o tan pequeñas que es casi imposible verlas. En función del tipo de garrapata que ataque puede causar problemas de salud desde leves a serios.

¿Cómo es la picadura de una garrapata?

Por lo general, una picadura de garrapata se detecta por los síntomas que provoca en el ser humano o en una mascota. Los más habituales son:

  • Dolores articulares o musculares.
  • Rigidez de cuello.
  • Dolor de cabeza y fiebre.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos y otros síntomas similares a los de la gripe.
  • Sarpullido cercano a la picadura (suelen situarse en las axilas, dentro y alrededor de las orejas o detrás de las rodillas).

En función del tipo de garrapata que pique puede provocar otros síntomas tales como dificultad para respirar, ampollas, hinchazón y dolor en la zona de la picadura, debilidad y movimientos descoordinados.

Las garrapatas introducen su cabeza en el interior de nuestra piel para alimentarse de nuestra sangre. Hay que tener mucho cuidado al intentar sacarlas, de hecho, se aconseja acudir al médico ya que podemos equivocarnos y separar el cuerpo de la cabeza y ésta seguiría provocando síntomas.

¿Por qué salen garrapatas en la casa?

Los días de verano y primavera, también, son los favoritos para las garrapatas, aunque también pueden aparecer en invierno. Si en estas épocas del año paseas por algún pasto o por la naturaleza (jardín, patio…) puedes estar muy cerca de estos pequeños arácnidos tan difíciles de apreciar.

Se alimentan de sangre, motivo por el que tanto tú como tu mascota podríais convertiros en el huésped perfecto cuando salís al exterior de casa y llevarlas al hogar sin cerciorarte, bien porque se han adherido a la piel, al pelaje del animal o incluso a la ropa. Es entonces cuando podría surgir una plaga de garrapatas en casa si no nos damos cuenta y no se pone solución.

¿Dónde habitan las garrapatas?

Las garrapatas se crían en zonas húmedas y oscuras, como el jardín, la tierra, madera podrida, etc. Asimismo, las garrapatas se pueden encontrar en matorrales (esperan pacientemente en lo alto de la hierba para adherirse a su huésped al tener contacto), grietas e incluso muros.

Por otro lado, dentro de nuestro hogar las garrapatas optan por criar en alfombras o sofás, por lo que en el caso de sospechar de la presencia de una plaga de garrapatas en la vivienda, se aconseja revisar dichas zonas.

¿Cómo deshacerse de una plaga de garrapatas?

A continuación vamos a detallar una serie de consejos y remedios caseros que podemos llevar a cabo en la lucha contra las garrapatas. No obstante, siempre es recomendable acudir a profesionales para la realización de este tipo de trabajos.

  • Fumigar con productos que podemos adquirir fácilmente, este tipo de componentes suelen llevar órganos clorados, órganos fosforados y piretrinas. Son productos tóxicos por lo que debemos tener cuidado al utilizarlos.
  • Una mezcla de aceites de romero, canela, cedro y almendras funciona como repelente aplicando sobre la zona afectada.
  • Ajo. Lo ideal es usar ajo en polvo y mezclarlo con la comida de nuestra mascota, va muy bien para terminar con las garraptas. Hay que tener cuidado con el ajo natural puesto que puede sentarle mal al animal.
  • Aplicar pulverizando sobre el pelo de nuestra mascota bicarbonato sódico mezclado con vinagre de manzana, agua y sal.

Todos estos remedios caseros están muy bien pero nunca serán igual de efectivos que un tratamiento llevado a cabo por una empresa especializada en este tipo de plagas. En Denfor contamos con un equipo de profesionales especializados, con más de 25 años de experiencia para darle solución a cualquier tipo de problemas causados por este tipo de ácaros.

DENFOR ® lleva más de 25 años en el negocio de Control de Plagas de garrapatas. Nuestra experiencia acumulada y protocolos actualizados en cuanto a técnicas, biocidas y sistemas nos permiten garantizar un Servicio Integral para el control satisfactorio de garrapatas. Si este es tu problema, podemos enviarte un presupuesto inicial sin compromiso. Gracias por tu consulta.