Legionella

 

1. Contacto

Será atendido de forma personalizada para resolver el problema con la mayor brevedad.

  • Llámenos, estamos muy cerca.
  • Atención cualificada y personalizada.

2. Análisis

Toma de datos para elaborar el proyecto que resuelva su problema y presupuesto valorado.

  • Visita para toma de datos, “in situ”.
  • Diagnóstico para proponer soluciones a medida.

3. Tratamiento

Aceptado el presupuesto nuestros técnicos cualificados aplicarán el tratamiento indicado.

  • Tratamientos responsables con el medio ambiente.
  • Tratamientos aptos para mascotas y sin riesgo para niños.

4. Informe

Evaluación del nivel de consecución del objetivo marcado y entrega del informe final.

  • Seguimiento técnico de la evolución del tratamiento.
  • Certificación de fin de tratamientos

La legionella es una bacteria que se encuentra en aguas naturales tales como ríos, lagos, estancos o fuentes. Sin embargo, también pueden llegar a estar presentes en sistemas de abastecimiento de las ciudades. Es entonces cuando se requiere de empresas expertas para evitar que dicha plaga se propague y evitar así la infección por legionella.

Esta bacteria puede provocar la enfermedad de los legionarios o legionelosis, neumonía infecciosa poco habitual causada por la inhalación de gotas de agua o partículas contaminadas.

Detectar legionella en el agua

Una de las mayores fuentes de contagio por legionelosis es el agua y, más concretamente, los sistemas de distribución de agua sanitaria presentes en centros comerciales, hospitales, balnearios tipo SPA o incluso túneles de lavado.

Debido al alto riesgo de propagación masiva que existe, el Gobierno establece una serie de medidas preventivas en su RD 865/2003. En ellas se incluye la revisión de los sistemas de refrigeración de aparatos de aire acondicionado, piscinas y bañeras de hidromasaje de uso colectivo, sistemas de riego, fuentes, torres de refrigeración e incluso sistemas de agua de consumo humano.

Cualquier empresa que utilice alguno de estos sistemas está obligada a realizar control y mantenimiento de sus instalaciones en cumplimiento del RD 865/2003 de 4 de julio en el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

De hecho, en las comunidades autónomas y las entidades locales se realizan inspecciones periódicas con la finalidad de verificar el correcto mantenimiento en este tipo de instalaciones.

El proceso para analizar si el agua está contaminada por legionella es el siguiente:

• Recogida de la muestra.
• Incubación durante 10 días.
• Aplicación de cisteína, sustancia que requiere la presencia de legionella para crecer.
• Control de las colonias de legionella, en caso de aparecer.
• Determinación del serotipo.
• Envío de resultados al cliente, así como recomendaciones sobre tratamientos del agua para su eliminación.

Síntomas de la legionella

Los síntomas más comunes por legionelosis son los siguientes:

• Malestar general, dolor de las articulaciones y músculos.
• Pérdida de apetito.
• Somnolencia.
• Dolor de cabeza.
• Fiebre alta, escalofríos y temblores.
• Problemas para respirar.
• Diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal.
• Problemas de equilibrio.

Evitar la legionella

La única forma de prevenir esta enfermedad a nivel general es mediante la aplicación de distintas medidas higiénico-sanitarias en las instalaciones que se requieran. ¿Qué queremos decir? Uno de los factores clave para evitar la legionella es el buen mantenimiento, limpieza y desinfección habitual de los sistemas de agua, equipos de refrigeración y depósitos o circuitos de agua de los grandes edificios.

¿Qué es la legionella y cómo se transmite?

La legionella es una bacteria acuática en forma de bacilo de 0,5 a 0,7 micras de ancho y de 2 a 20 micras de longitud. Pertenece al grupo de las bacterias Gram negativa y está dotada de flagelos que hacen más fácil su movilidad. Pertenece a la familia Legionellaceae y fue descubierta en 1976.

La legionella es la responsable de producir una enfermedad pulmonar grave en el ser humano, como pudiera ser un cuadro de neumonía. La forma de contraer la legionella es por vía respiratoria, por inhalación de pequeñas gotas de agua que permiten que la bacteria llegue a los pulmones.

Al contrario de lo que en ocasiones se piensa, la legionella no se contagia por beber agua contaminada o alimentos y tampoco puede contagiarse de una persona a otra.

¿Dónde se encuentra la legionella?

La legionella es una bacteria que por lo general vive en ambientes acuáticos naturales. Podemos encontrarla en la naturaleza como en ríos, lagos, estanques o fuentes. En algunas ocasiones la legionella también puede llegar a colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades. Es entonces cuando está presente en las instalaciones de agua doméstica u otras tales como los sistemas de refrigeración, los sistemas de riego, piscinas o incluso túneles de lavado.

¿Qué necesita para sobrevivir la legionella?

La legionella necesita de tres condiciones para poder sobrevivir:

  • Acumulación y estancamiento del agua. Debe haber acumulación de nutrientes tales como lodos, materia de corrosión, protozoos o materia orgánica.
  • Temperaturas comprendidas entre 20 y 60º C, aunque su multiplicación y crecimiento se da en temperaturas de 20 a 45º C.
    • – Por debajo de 20º C: permanece durmiente
    • – Entre 35-37º C: desarrollo óptimo
    • – Por encima de 60º C: muere el 90% en 2 horas
    • – Por encima de 70º C: muere el 100% rápidamente

¿Qué ocasiona la legionella?

La enfermedad de los legionarios o legionelosis es un tipo grave de pulmonía. Se trata de una inflamación pulmonar causada generalmente por una infección. Es causada por una bacteria conocida como legionela. La mayoría de la población contraen la enfermedad de los legionarios al inhalar la bacteria del agua o del suelo. En ocasiones puede ser mortal.

¿Cómo se destruye la legionella?

Cuando hay plagas de legionella en alguna instalación de agua doméstica, lo más aconsejable es contactar con profesionales como nosotros. En Denfor nos encargaremos de erradicar la plaga de legionella en el menor tiempo posible. Nuestra experiencia acumulada y protocolos actualizados en cuanto a técnicas, biocidas y sistemas nos permiten garantizar un Servicio Integral para el control satisfactorio de legionella. Si este es tu problema, podemos enviarte un presupuesto inicial sin compromiso.

En Denfor ponemos a tu disposición todos los medios técnicos y humanos para garantizarte los mejores resultados en la prevención y control de la legionelosis en todo tipo de sistemas e instalaciones.