Salmonella

 

 
1. Contacto

Será atendido de forma personalizada para resolver el problema con la mayor brevedad.

  • Llámenos, estamos muy cerca.
  • Atención cualificada y personalizada.
2. Análisis

Toma de datos para elaborar el proyecto que resuelva su problema y presupuesto valorado.

  • Visita para toma de datos, “in situ”.
  • Diagnóstico para proponer soluciones a medida.
3. Tratamiento

Aceptado el presupuesto nuestros técnicos cualificados aplicarán el tratamiento indicado.

  • Tratamientos responsables con el medio ambiente.
  • Tratamientos aptos para mascotas y sin riesgo para niños.
4. Informe

Evaluación del nivel de consecución del objetivo marcado y entrega del informe final.

  • Seguimiento técnico de la evolución del tratamiento.
  • Certificación de fin de tratamientos

Sufrir el ataque de una plaga de salmonella es más frecuente de lo que podemos imaginar. El mal estado de una gran variedad de alimentos, el agua contaminada, el medio ambiente y los animales con los que se tiene contacto pueden hacer que la salmonella se propague a las personas. La enfermedad causada puede ser grave y, por ello, se deben tomar ciertas medidas para detener la infestación lo antes posible.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para un control de plagas de salmonella son los síntomas que se manifiestan.

La enfermedad provocada por la salmonella, que es la salmonelosis, puede ser leve o grave, dependiendo de los síntomas que se presenten. Generalmente, el período de incubación puede ser de 6 horas a 6 días.
La sintomatología leve incluye diarrea, fiebre y cólicos estomacales. Es por ello que muchas personas lo confunden con una gastroenteritis viral. La mayoría de los afectados se recupera en un período de 4 a 7 días sin tratamiento con antibióticos.

La enfermedad causada puede ser más grave cuando aparecen síntomas de diarrea prolongada durante más de 3 días, fiebre muy alta, sangre en heces, vómitos constantes que impiden mantener líquidos en el cuerpo y signos de deshidratación como menos frecuencia de micción, orina de color oscuro, sequedad en la boca y garganta y mareos. Además, se pueden desarrollar complicaciones que ponen en riesgo la vida si la infección se extiende fuera de los intestinos. Todo ello puede requerir tratamiento con antibióticos e incluso hospitalización.

Medidas de prevención de salmonelosis

  • Se puede evitar la salmonelosis siguiendo una serie de medidas preventivas como son las siguientes.
  • Lávate las manos antes y después de manipular alimentos, sobre todo, huevos, carnes y pescados crudos.
  • Asegúrate de dejar las superficies y los utensilios limpios antes y después de cocinar.
  • No enjuagues los huevos, las carnes, ni los pescados y mariscos crudos antes de cocinar. Esta limpieza puede extender los microbios a otros alimentos, utensilios y superficies.
  • Mantén las carnes y los pescados crudos separados de los alimentos listos para comer como las ensaladas.
  • Antes de cocinar, haz uso de un termómetro de alimentos para asegurarte de que la comida conserva una temperatura adecuada.
  • Cocina los huevos como sea adecuado. No dejes los huevos crudos ni tampoco dejes la clara o la yema líquida.
  • Mantén la temperatura de la nevera a 40 ºC o menos.
  • No dejes alimentos perecederos fuera de la nevera más de 2 horas.

En caso de que tengamos negocios como hoteles, es necesario llevar a cabo ciertas medidas para prevenir o para evitar que la plaga se extienda:

  • El personal debe estar informado de las causas y síntomas que originan la plaga para evitarla en caso de indicios.
  • Es esencial que en los protocolos de limpieza se incluyan las medidas necesarias de desinfección para evitar plagas de salmonella.
  • Si hay plagas en una habitación concreta, será esencial revisar todas las instalaciones para evitar una expansión.
  • La empresa debe contar con protocolos actualizados de actuación ante quejas de clientes por una plaga de salmonella.

DENFOR ® está especializada desde hace más de 25 años en el Control de Plagas de salmonella. Nuestra dilatada experiencia y la disposición de unos protocolos actualizados en lo que a técnicas, biocidas y sistemas se refiere nos permiten ofrecer un Servicio Integral para un correcto control de salmonella. Si estás ante un brote de salmonella y no sabes cómo gestionarlo, contáctanos y te ayudaremos. Podemos enviarte un presupuesto inicial sin compromiso. Gracias por tu consulta.

 

¿Qué alimentos provocan salmonella?

Se puede incubar salmonelosis al comer distintos alimentos. Estos pueden ser carne cruda de res, de ave y de mariscos, que pueden estar infectados al obtenerse de aguas contaminadas. Los huevos crudos o poco hechos también pueden causarla. En lácteos no pasteurizados también es posible encontrarla, así como en frutas y verduras frescas, sobre todo, aquellas importadas que pueden haberse lavado con agua contaminada. También se puede contraer con alimentos procesados como las cremas de nueces y las empanadas de carne congeladas.

¿Cómo se contamina el huevo con salmonella?

Se puede producir cuando las aves ponen huevos o cuando los huevos están en contacto con heces de aves. También se puede contaminar mientras se forma dentro de la gallina antes de que la cáscara esté formada.

¿Dónde hay más posibilidad de infección?

El riesgo de incubar salmonelosis es más alto en países que carecen de agua potable limpia y de un adecuado sistema de cloacas.